PUBLICACIONES

“Cudelio Córdova, fotógrafo de Cayaltí”, por Nivardo Córdova Salinas (avance de libro digital)

Rimactampu / Ediciones Urgentes, Lima, 2012)

Cliquear en la portada para ver el libro digital en PDF:

Cliquear en la portada para ver el libro digital en PDF:

Segundo Cudelio Córdova Sánchez (Sorochuco, Cajamarca, 1910 – Chimbote, Áncash, 1988) es acaso uno de aquellos fotógrafos peruanos cuya obra sigue a la espera de difusión al gran público y al mismo tiempo del estudio minucioso por parte de los especialistas en historia, sociología, comunicación y cultura de la imagen.
Nacido en 1910 en el poblado de Sorochuco (Celendín, Cajamarca), del matrimonio conformado por Trinidad Córdova Bardales (1844-1941) y Teófila Araujo Sánchez (1888-1953). A los 8 años de edad emigró hacia la hacienda de Cayaltí, uno de los centros más importantes de producción de caña de azúcar en América, que data desde el siglo XIX.
Cayaltí es ahora un distrito de la provincia de Chiclayo, pero en tiempos de don Cudelio Córdova era una hacienda que pertencía al distrito de Zaña, ciudad de origen virreinal y en cuyos alrededores aun se aprecian los restos de conventos e iglesias arrasadas por un aluvión a causa de las terribles lluvias del Fenómeno El Niño, en el siglo XVIII.
Cudelio, quien fue autodidacto, trabajó -tal como señala el artículo que presentamos- como “ayudante en los servicios del farmacéutico, bacteriólogo, odontólogo, neumotorista, auxiliar, anestesista, técnico radiólogo y atendía casos de emergencia cirugía menor”. En Cayaltí contrajo matrimonio con doña Sixtina Tapia Gonzáles, cuyo abuelo fue un inmigrante chino de apellido Wong que falleció en uno de sus viajes a China. De este matrimonio nacieron cuatro hijos: Merari, Yevín, Libni y Nivardo Vasni Córdova Tapia (mi padre).
Paramédico. Ese era su empleo formal. Paralelamente Don Cudelio fue fotógrafo, y de los buenos. Su legado fotográfico consta de más de tres mil negativos y copias, actualmente dispersos en archivos personales y familiares, todos en manos sus descendientes. A partir de este valioso material es que en varios de los nietos de Don Cudelio existió desde antaño la inquietud de rescatar y poner en valor sus fotografías. Este libro, del cual hemos publicado solo un esbozo, pretende dar más luces al respecto.


“Poemas franciscanos de Luis Valle Goicochea OFM”, por Fr. Abel Pacheco Sánchez y Nivardo Córdova Salinas.

Rimactampu / Ediciones Urgentes. Archivo Histórico San Francisco de Lima, 2011 (edición digital diseñada por el autor)

Cliquear en la imagen para ver libro digital en PDF.

Cliquear en la imagen para ver libro digital en PDF.

Este es un trabajo de investigación realizado por. Abel Pacheco Sánchez OFM, director del Archivo San Francisco de Lima, y el periodista Nivardo Córdova Salinas, en torno al poeta, periodista y narrador liberteño Luis Valle Goicochea, uno de los escritores más notables del Perú aunque injustamente olvidado.

Valle Goicochea fue fraile franciscano y estudiante en el seminario del Convento de la Recoleta del Cusco entre los años 1943 a 1945, con la intención de ser sacerdote. Su delicada salud le impidió conseguir ese objetivo pero, a juzgar por su vida, fue “franciscano” hasta su trágica muerte.

Luego de un año de paciente trabajo en el Archivo San Francisco de Lima, logramos descubrir poemas y prosas que Fr. Luis Valle Goicochea OFM publicó en la revista “Ensayos”, que editaban en la década del cuarenta los seminaristas desde un grupo de estudios denominado “Academia Scoto” en homenaje al famoso filosofo franciscano medieval. Además encontramos fotografías inéditas. Cabe anotar que Fr. Abel Pacheco, conoció personalmente al poeta Valle dentro del convento y su testimonio es muy valioso para explicar el “período franciscano” de Valle.

Todo esto lo hemos publicado en un libro digital titulado “Poemas franciscanos de Fr. Luis Valle Goicochea OFM”, el mismo que es el resultado de dicha investigación realizada en el Archivo San Francisco de Lima entre los años 2010 y 2011. Se tocaron muchas puertas para editarlo físicamente -aun queda esperanza de lograrlo- y en homenaje al primer centenario del nacimiento del poeta peruano realizamos esta edición digital, sin mayor pretensión de obtener ganancias económicas, solamente motivados por mi admiración al poeta “sholano”.

Agradezco el apoyo de Fr. Abel Pacheco, de la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú, el Archivo San Francisco de Lima y el Sr. Luis Valle Cisneros, sobrino del poeta.

 

Cayaltí: la masacre de 1950 no quedó en el olvido

LA MASACRE DE CAYALTÍ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s